0-1 años

En esta etapa inicial nuestro trabajo con los bebés va encaminado a cubrir sus necesidades de hambre, sueño, etc., así como a empezar a descubrir con ellos su propio cuerpo, su nombre, las emociones más básicas, la imitación de palabras y gestos o a disfrutar con el juego, los cuentos y la música.